Nada de visión dantesca y sí real de la actuación de Cementos Alfa

Los lectores de los escritos que viene publicando el director de la Fábrica de Cementos Alfa en Mataporquera en la prensa se darán cuenta que siempre se refiere a los mismos temas como si todo su proceso contaminante no tuviese nada más que dos componentes, el C02 (Dióxido de Carbono) y el S02 (Dióxido de Azufre).Al ser la concentracion de carbono y de azufre inferior en el fuel-blendig que en el coque de petróleo, pero se olvida decir que el combustible de sustitución tiene otros componentes que no tiene el combustible actual; tales como una diversidad de metales, mercurio, plomo, cobre y otros que no mencionamos así como PCBs. De toda esta serie de contaminantes nada se mienta, solamente el CO2 y el SO2,así como el Protocolo de Kyoto, pero tampoco tienen en cuenta para nada el Convenio de Estocolmo que ha entrado en vigor el pasado día 17.Dicho convenio auspiciado por las NN.UU. fue aprobado en el año 2001 con la firma de 151 países y viene a alertar sobre las graves consecuencias para la salud de 12 contaminantes químicos que, como las dioxinas y furanos pueden producir cáncer, trastornos endocrinos, esterilidad y malformaciones fetales. Al respecto, tenemos que recordar que el anexo C de dicho Convenio identifica la coincineración de residuos peligrosos en hornos de cemento en primer lugar dentro de las cuatro principales fuentes de emisión de dioxinas y furanos. En la última reunión celebrada del Clis, ya reconocen se pueden emitir dioxinas y furanos cuando hace no mucho opinaban que estos tóxicos desaparecían totalmente en el horno por su alta temperatura. Ahora reconocen que no es así y que si hay emisión de los mismos, pero, para contentara la opinión pública, dicen que emitirán diez veces menos de lo que está legislado (cuando en lo referente a contaminar han cumplido con lo legislado).

Nada dicen en sus declaraciones, como ya hemos comentado en anteriores escritos, de sus proyectos de la segunda y tercera fase, donde piensan incinerar toda esa gama de materias altamente contaminantes, como son las cubiertas (que ya hemos dicho que tienen otras aplicaciones sin tener que llegar a incinerarlas),así como los lodos y desechos de vehículos con un componente alto de cloro y por lo tanto con un poder grande de emisión de dioxinas y furanos.

Es verdad que hay una normativa Europea y aplicada por el Estado Español,pero no es suficiente porque no está demostrado que el problema de proteger el Medio Ambiente y especial mente la Salud sea real;a medida que se ha ido avanzando en su conocimiento, se ha ido reduciendo la Ingesta Diaria Tolerable ( CDT).Así en 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) fijó una IDT de 10 picogramos-TEQ por kilo de peso al día (un picogramo es una billonésima de gramo:0'000000000001 gramos).La IDT es la "Dosis máxima que se puede considerar no perjudicial para la salud humana en exposiciones prolongadas ".Ocho años después, en 1998,la propia OMS recomendó que no se sobrepasara la ingesta de 1 a 4 picogramos-TEQ/Kg/día.En Estados Unidos en cambio la USEPA fijo la ingesta Diaria Tolerable en 0'006 picogramos-TEQ/Kg/día,desde el año 1998 al actual que han pasado 6 años igual es necesario reducirla más. Así que el Principio de Precaución viene a decir que es mejor prevenir que curar.

En todo lo expuesto creo que damos razones para oponernos al proyecto que quieren desarrollar sólo mirando sus intereses y sin tener ninguna consideración con los ciudadanos de la Comarca de Campoo. Si tienen que competir busquen otros procedimientos que sí los hay y, en lo que dice referente a todos los residuos que se generan,habrá que buscar otros procedimientos para su eliminación, sin que sea incinerándolos y emitiendo toda clase de tóxicos al Medio Ambiente con perjuicio para la "salud".

. Por último diremos que creo que en España hay 36 cementeras y solo en seis se incinera algún tipo de residuo;l as otras 30,¿cómo compiten en el mercado?;también, Sr.Requejo,comenta mucho de Alemania y Francia, pero nosotros estamos en Cantabria y como cántabros defendemos nuestro derecho a un Medio Ambiente aceptable y la defensa de la salud de los mismos, porque tenemos que decir que este proyecto no afecta solamente a los habitantes de Campoo y el norte de Palencia, ya que las dioxinas y furanos son transportadas por los vientos a muchos kilómetros de distancia, un punto de contaminación serán las aguas del Pantano del Ebro, donde quieren que empiece la autovía del agua para algunas zonas de Cantabria, Una vez más pedimos a la Consejería de Medio Ambiente la no autorización del Proyecto de Cementos Alfa por ser muy perjudicial para la "salud" de los cántabros y porque incumple el Decreto 2414/1961 de Actividades,Molestas,Insalubres, Nocivas y Peligrosas,en sus Art4 y 20.Hacemos referencia a las declaraciones del Sr.Presidente del Gobierno de Cantabria en el Diario Montañés del 6/6/04,en el que dice:" si cumple la normativa adelante ". Pues tenga en cuenta que no la cumple según el decreto antes mencionado, también tenga en cuenta la declaración que se le ha hecho entrega el pasado día 5 firmada por 100 médicos de Cantabria, donde declaran los efectos que pueden causar en las personas que estén sometidas a esos contaminantes producidos por la incineración de residuos tóxicos y peligrosos. Luis Silió Fernández.
Por el Colectivo Vecinal de Valdeolea Mataporquera

 volver