Los ecologistas presentan más de 3.000 alegaciones en contra de ‘Alfa’

El plazo de aceptación de alegaciones al expediente de autorización ambiental ante la Consejería de Medio Ambiente cántabra se ha ampliado hasta el próximo día 4 de agosto

MARTA REDONDO / AGUILAR 28/07/2004

Los grupos ecologistas y varias asociaciones del sur de Cantabria y norte de Palencia han presentado el pasado lunes ante la Consejería de Medio Ambiente de Cantabria más de 3.000 alegaciones en contra del proyecto que la empresa cementera Alfa quiere instalar en la localidad de Mataporquera. El Boletín Oficial de Cantabria ha publicado un nuevo plazo de presentación de alegaciones, que se ha ampliado hasta el próximo día 4 de agosto.

El plazo se ha ampliado por la complejidad de la documentación a estudiar, aunque los colectivos coordinadores de la campaña en contra del proyecto de Alfa han pedido que se repita el proceso de información pública para poder disponer así de toda la documentación que requieren.

Con la ampliación se estima que se presenten más de un millar de nuevas alegaciones que se sumarán a las otras 3.000.

La mayoría de ellas proceden de la comarca de Campoo, Valdeolea, Reinosa, Valderredible, Aguilar, Cervera, etc., además de las enviadas por el colectivo de médicos y personal sanitario de la capital cántabra. Según ha explicado la presidenta de CCSA, Concepción Pérez, «no esperábamos tantas alegaciones; a la gente le interesa mucho el tema de la cementera. Todos esperamos que en los próximos días se sigan presentando más».

Otro de los colectivos ecologistas que forman parte de la campaña es la asociación La Braña, según ha comunicado su presidente, Iván Alonso, «la participación es un síntoma de que a los habitantes de la zona les preocupa el proyecto de Mataporquera».

Diario Palentino les adelantaba la pasada semana los motivos de las alegaciones que varios grupos ecologistas y más de un centenar de asociaciones del sur de Cantabria y del norte de Palencia han presentado ante la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno cántabro.

Consideran los opositores al proyecto de la empresa Alfa que «la cementera se encuentra en el casco urbano de Mataporquera. Además, el tipo de residuo que se pretende quemar es contaminante y muy tóxico, el problema no sólo se dará con la incineración sino también con el transporte». Afirman los ecologistas y varias asociaciones que «las dioxinas que se producirían son altamente cancerígenas, y creemos que el cambio de combustible que quieren realizar perjudicará a la economía, el turismo, la industria agroalimentaria y los bienes culturales de toda la zona, incluida la Montaña Palentina».

 volver