Unas 6.000 personas han presentado alegaciones individuales contra el proyecto de Cementos Alfa en Mataporquera

El doble quelas presenatadasen la tramitación del POL
 

Alrededor de 6.000 personas han presentado alegaciones individuales contra la solicitud de Autorización Ambiental Integrada presentada por Cementos Alfa ante la Consejería de Medio Ambiente, según informó hoy la asociación ecologista ARCA. En dichas alegaciones, se solicita al consejero de dicho área, José Ortega, que se deniegue la autorización y que se les considere como parte interesada en la resolución del expediente.

Según destaca ARCA en un comunicado, "se trata del mayor volumen de alegaciones presentadas en la historia de Cantabria, casi el doble de las presentadas en la tramitación del POL (Plan de Ordenación del Litoral)", un hecho que, a juicio de los ecologistas, "obliga al Gobierno y a los tres grandes partidos políticos a abandonar su pacto de silencio sobre este proyecto".

Las asociaciones ecologistas, vecinales y ganaderas que se oponen al proyecto de cambio de combustible de la planta de Mataporquera se muestran muy satisfechas por la "marea de apoyos" que han recibido y adelantan que programarán para el futuro nuevas acciones de protesta.

Asimismo, destacan "la importante labor desarrollada por el gremio de carniceros y el conjunto de empresarios y asociaciones de turismo rural de toda la comarca en general y de Reinosa en particular".

En cambio, se sienten "muy defraudadas por la callada de la vicepresidenta del Gobierno (Lola Gorostiaga) a su petición de entrevista", una actitud que, según dicen, "contrasta con la amable disposición mostrada por Gorostiaga para reunirse con los responsables de Alfa". En cualquier caso, dado que para el colectivo es una "prioridad" ser recibidos
por la vicepresidenta, hoy mismo han reiterado la solicitud de un encuentro urgente.

ALEGACIONES

En cuanto al contenido de las alegaciones individuales presentadas, según señala ARCA, destaca la reclamación de que se aplique el principio de precaución, "ante la evidencia científica de que la coincineración en cementeras provoca emisiones de metales pesados, dioxinas y furanos, una serie de sustancias muy peligrosas para la salud humana, como han puesto de relieve más de un centenar de profesionales médicos de Cantabria que han suscrito un manifiesto contra el proyecto de Alfa".

Otros argumentos de las alegaciones son la "ausencia de un plan regional de gestión de residuos tóxicos, la falta de justificación social y económica del proyecto, o las nefastas consecuencias que tendría sobre el turismo y las producciones agroalimentarias de Campoo y la Montaña Palentina".

Por último, los ecologistas resaltan el "excelente trato recibido" en los registros del Gobierno regional, de la Consejería de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de Campoo de Suso, mientras que en el "polo opuesto" critican al registro de la Dirección General de Montes donde, según sostienen, "se ha recibido un trato despectivo y prepotente que ha sido denunciado".

 volver