Cartas al Director: Defensa del medio ambiente

27-09-2004. Javier García/  

Señor director:

Miedo me da últimamente abrir el diario publicado por ustedes, EL DIARIO MONTAÑES o El Norte de Castilla, de la comunidad vecina, por sus páginas regionales. No son los periodistas responsables de mi temor. ¿Dios me libre de pensarlo, todo lo contrario!

Son noticias referidas y que afectan al medio natural de ambas comunidades, en donde casi a diario surge una nueva y más negativa.

Cuando no son la implantación en algunos casos y en línea de espera otros, de los hermosos y novedosos 'parques eólicos' en algún lugar de las montañas de estas comunidades como noticia estelar, lo es el proyecto de un joracu, como se refirió en su publicación del día 17-08-04, el presidente de la comunidad cántabra, Sr. D. Miguel Angel Revilla, que quizás sin ánimo de despistar, utilizó esta palabra en vez de túnel, entre Campoo y La Liébana. Es de recordar el caso, que el grupo de su gobierno ya echó abajo dicho proyecto en el año 1995. O lo es el famoso, vomitivo y ya caduco por las décadas que lleva como proyecto, de estación invernal de esquí en el Alto de San Glorio, en pleno corazón de la Cordillera Cantábrica; o como lo es también el otro túnel o joracu en estudio entre las poblaciones de Cueva en La Liébana y Casavegas en La Pernía, en el Norte de Palencia, también noticia publicada el 20-08-04.

Me pregunto por qué tiene que ser tan triste y dura la espada de Damocles que pende sobre estas zonas, en concreto de la Cordillera, común en ambas comunidades de Cantabria y Castilla-León, y en donde seres de la fauna y flora que no entienden de fronteras ni barreras, siempre son las más perjudicadas.

Es bien sabido por quienes se suben al carro de estos proyectos salvajes, camuflados entre palabras tan cínicas como las de la cultura del bienestar, recuperación y conexión de comarcas aisladas, etc., no hacen otra cosa que alterar sutilmente tierras, bosques y montañas sin tener en cuenta las consecuencias a largo plazo.

Me pregunto hacia dónde conduce el final de la historia, si tiene alguna moraleja o poso que quizás personas como yo no acaban de entender. Pudiera ser que en un tiempo no muy lejano y si nadie lo remedia, el fondo de esas intenciones nos lleve a reducir lo poco del entramado natural que resiste en estas regiones, a la mínima expresión de zoos urbanos didácticos y dejarnos tan contentos.

 volver