Denuncian la complicidad del Ejecutivo con el proyecto de Cementos Alfa

Los colectivos contrarios a los planes de la cementera se concentraron ayer ante la sede del Gobierno regional al que pidieron de nuevo una reunión

A. RUIZ/SANTANDER

Miembros de los colectivos y plataformas que se oponen al proyecto de Cementos Alfa en Mataporquera se concentraron ayer frente a la sede del Ejecutivo cántabro para mostrar su rechazo al proyecto de la cementera y reiterar su petición al Gobierno regional de que se pronuncie sobre el proyecto. Exhibiendo pancartas en las que se podían leer lemas como 'Tóxicos aquí no', 'Comarca ganadera, no basurera' y 'Más ganadería, menos porquería', los colectivos ciudadanos plantearon de nuevo su petición de una entrevista con el presidente y la vicepresidenta regionales, petición que formularon hace varios meses y sobre la que aún no han recibido respuesta.

Bernardo García, representante de Ecologistas en Acción, criticó el silencio del Ejecutivo que a su juicio 'sólo se puede interpretar como parte de la complicidad del Gobierno con la cementera». García explicó que con la jornada de movilizaciones celebrada ayer, 'fundamentalmente tratamos de paralizar el proyecto, que es nuestro objetivo». El representante de Ecologistas en Acción defendió la necesidad de no agotar el plazo de 11 meses existente para tramitar la Autorización Ambiental Integrada que precisa la empresa, ya que, «si se agota ese tiempo sería con el ánimo de intentar que la alarma social se calme» y «crear un clima para que políticamente sea aceptable dar esa autorización». Bernardo García anunció que a partir de este momento se tratará de «imprimir un ritmo más fuerte a las movilizaciones», al tiempo que explicó que con la protesta de ayer se pretende 'sacar' las movilizaciones de Mataporquera y 'trasladársela' al Gobierno regional.

 volver