Encierro contra el proyecto de incineración de Alfa

Unas treinta y cinco personas protagonizan una concentración de 24 horas en Mataporquera

J. L. SARDINA/MATAPORQUERA

Unas treinta y cinco personas se encerraron ayer en los locales de la Cooperativa Santa Eulalia de Mataporquera para expresar su rechazo al proyecto de coincineración que la cementera Alfa pretende poner en marcha en su planta ubicada en Mataporquera, capital del municipio campurriano de Valdeolea. Esta medida fue acordada el pasado fin de semana por los responsables de los distintos colectivos que conforman la oposición al proyecto, protagonizando un encierro de 24 horas.

Según manifestaciones de Bernardo García, responsable del colectivo ecologista 'Tentirujo' «con esta protesta pretendemos denunciar ante la opinión pública de Cantabria y nuestros vecinos de la montaña palentina la actitud parcial y carente de rigor del Ayuntamiento de Valdeolea, que dirige el socialista Ángel Calderón, cuya participación es fundamental en la tramitación del expediente de impacto ambiental». Según este mismo portavoz, «ya se ha denunciado en varias ocasiones la intervención solapada, pero a la vez descarada, de la cementera en política municipal de Valdeolea. Su presión sobre partidos, posturas políticas y decisiones municipales es auténtica desde hace muchos años». Por su parte, el presidente de la Asociación Colectivo Ciudadano de Mataporquera, Luis Silió, recordó el compromiso «de seguir trasladando al Gobierno de Cantabria el clamor de toda la comarca: un no rotundo a la incineración de residuos en Mataporquera y un sí a la instalación de empresas limpias y compatibles con el medio ambiente».

Sobre las 12 horas, coincidiendo con las concentraciones que desde el mes de febrero se viene realizando todos los jueves, el colectivo se desplazará mañana, hasta el entorno del Ayuntamiento para continuar su protesta y para terminar mostrando ante las puertas de Alfa su desaprobación.

En su recorrido los manifestantes portarán pancartas en las que se pueden lemas como «La salud de nuestros hijos ni se vende, ni se regala» y «Más Ganadería y menos porquería».

MARÍA JESÚS MARINA / «Debe tomarse una decisión»

Para María Jesús Marina, vecina de Mataporquera, que no pertenece a ninguna asociación, es importante que el Ayuntamiento y el Gobierno regional tomen cartas en el asunto, «pues han pasado ocho meses y todavía no han dicho ni esta boca es nuestra».

PIEDAD BRAVO / «Un veneno y una canallada»

Todos los jueves, sin faltar uno solo, Piedad Bravo Martínez se reúne con sus vecinos para manifestar su rechazo al proyecto de coincineración de residuos peligrosos. Esta vecina de Mataporquera considera como «veneno y canallada» la pretensión de Alfa.

 volver