Cantabria fomentará el reciclaje en su ley de residuos

Meruelo seguirá siendo la gran instalación medioambiental.
El 82,2 por ciento de la basura va directamente al vertedero

MARIANA CORES/SANTANDER. 15-10-2004

En Cantabria, sólo el 8,26 por ciento del total de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) generados en 2003 fueron reciclados, mientras que el 82,27 por ciento acabaron directamente en los vertederos. Invertir esta tendencia será uno de los principales objetivos del Programa de Gestión de Residuos 2005-2010, que fue presentado ayer, y que servirá como herramienta para gestionar de manera globalizada todas las materias residuales. El fin último de esta iniciativa es la Ley de Residuos de Cantabria, cuya fecha de redacción aún no está fijada.

«El mejor residuo es el que no existe», afirmó el consejero de Medio Ambiente, José Ortega. Por esta razón, «no se trata de generar vertederos, si no de reducir al mínimo la producción de residuos». Para potenciar el reciclaje, gran parte del presupuesto del programa para el quinquenio 2005-2010 (hasta 89 millones de euros de los 139 millones que puede alcanzar) se dedicarán al reciclado y valoración. En todo este proceso, el complejo de Meruelo continuará siendo la gran instalación medioambiental de la región.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Relaciones Institucionales, Dolores Gorostiaga, resaltó la importancia de este programa, que se encuentra en fase de información pública, que cambiará de manera radical el tratamiento de los residuos, ya que hasta ahora sólo estaban regulados por ley la gestión de los RSU.

Tanto Gorostiaga como Ortega insistieron en la importancia de la participación ciudadana. En este sentido, el consejero abogó acompañar el plan con una campaña de educación medioambiental con el fin de que los ciudadanos generen el mínimo de residuos: «Debe existir un compromiso por parte de la población».

La elaboración de la Ley de Residuos de Cantabria terminará según Gorostiaga, con las «inquietudes» y «conflictos sociales» creados entre la ciudadanía a raiz de la instalación de las plantas incineradoras de Meruelo o de Cementos Alfa en Mataporquera.

Globalizar

Gorostiaga insistió en que el programa permitirá regular y ordenar el reciclado de las distintas materias de una manera global, sin que se tenga que hablar «de ningún caso en concreto», como el de las anteriores plantas.

El director general de Medio Ambiente, Ángel Irabien, explicó que el programa aborda la gestión de residuos desde tres puntos de vista: el origen de los materiales residuales, las características de dichos materiales en cu??anto a sus riesgos potenciales (inerte, no peligrosos y peligrosos) y las directivas de la UE.

Con el fin de incidir en la prevención y control de los residuos, Irabien indicó que el plan establece cuatro agrupaciones, las cuales recogen cada una de las diferentes categorías establecidas en los veinte grupos de la Lista Europea de Residuos (LER): el sector primario, sector industrial, residuos especiales y residuos municipales o residuos sólidos urbanos. Éstos, a su vez, contarán, para 2005, con un plan sectorial, en los que se concretarán inversiones e infraestructuras a desarrollar.

El programa recoge varios objetivos agrupados en tres puntos:

1º- La reducción y reutilización contempla la promoción del consumo justo y responsable del ciudadano, así como de la producción limpia en las actividades industriales y el fomento de la reutilización de materiales.

2º-El reciclado y valoración pretende garantizar el acceso general a la recogida selectiva y su optimización.

3º-Se persigue estabilizar y reducir el vertido y asegurar condiciones óptimas de seguridad para el mismo. Para ello se creará una red de vertederos y se adecuarán los existentes.

Meruelo sigue destacando como la gran instalación medioambiental de la región. Acoge la planta de incineración de residuos orgánicos, cárnicos y sanitarios y la planta de tratamiento de RSU, cuya fase de valorización energética estará terminada el próximo mes. Ésta tendrá capacidad para incinerar 96.000 toneladas anuales y empleará como combustible los materiales de rechazo de los procesos anteriores. El vertedero tiene una capacidad de 4,4 millones de toneladas.

Una inversión de 139 millones en los próximos cinco años
La mayor parte del presupuesto irá destinado al reciclado y valoración El plan está en información pública en busca del «mayor consenso»

M. C./SANTANDER

El Programa de Gestión de Residuos 2005-2010 contará con un presupuesto entre 119 y 139 millones de euros, de los que la mayor parte, de 69 a 89 millones de euros, se invertirán en el reciclado y valoración. El plan, que ya ha sido presentado al Consejo Asesor de Medio Ambiente, se encuentra en esta momento en la fase de información pública, para posteriormente ser remitido al Parlamento de Cantabria y concluir con la Ley de Residuos de Cantabria. De esta forma, señaló el consejero de Medio Ambiente, José Ortega, se busca el consenso de todos los sectores implicados.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga, destacó que el objetivo fundamental del programa es adaptar la gestión de residuos a los planteamientos de la Unión Europea. El Sexto Programa Comunitario de Acción en materia de medio ambiente de la UE, 'Medio Ambiente 2010: el futuro está en nuestras manos', señala como una de las áreas principales de actuación política la gestión de los residuos de acuerdo con tres principios jerárquicos: la reducción del volumen de residuos generados, el reciclado, reutilización y recuperación de los materiales y la energía contenida en los residuos y la eliminación en condiciones de seguridad controlada en función de los riesgos derivados de los materiales a verter.

La razón por la que decide elaborarse este plan, indicó la vicepresidenta, surge de la aplicación de la Ley 10/98 de Residuos que requiere la obligada redacción y aprobación de un plan adaptado a las características y necesidades de Cantabria.

Divulgación

El plan, explicó Ortega, está basado en la información al ciudadano, la transparencia y la corresponsabilidad, ya que lo que se busca «es un consenso de la mayoría», apuntó. El documento, se puede consultar en el portal institucional del Gobierno en Internet.

Además, se trabajará con los municipios con la intención de tratar los residuos sólidos urbanos, que actualmente se rigen por el plan sectorial municipales.

La incineración en Meruelo

M. C./SANTANDER

El consejero de Medio Ambiente, José Ortega, explicó que la planta de incineración y valoración de residuos industriales del Centro Medio Ambiental de Meruelo «viene de un programa de hace años», que cuenta con una inversión «de muchos millones». Aunque se encuentra funcionando parcialmente, no será hasta noviembre cuando lo haga de forma completa. Será entonces cuando «habrá que ver que condiciones reúne, que servicios presta y sus efectos».

La puesta en marcha de la planta de recuperación energética de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) en Meruelo hará posible el objetivo de valorización energética de un 32 por ciento de los residuos, cuando ahora es de un 17,7 por ciento. Esto hará que el porcentaje de RSU destinado a vertedero se reduzca desde un 82,3% hasta un 50,3%

 volver