Prensa: IU acusa a ‘Alfa’ de hacer negocio a costa de la salud de los aguilarenses

Manuel Alvarez, coordinador de esta formación en Aguilar, aseguró ayer que el proyecto de la cementera se quiere vender como «revalorización de residuos», cuando es «incineración»

L.M.RIVAS CILLEROS

«Detrás de todo esto lo único que hay es un gran negocio para la empresa a costa de los vecinos de la zona». Tajante en sus afirmaciones se mostró ayer Manuel Álvarez en su comparecencia ante los medios en la capital palentina.

El concejal aguilarense denunció las intenciones de Cementos Alfa de sustituir combustibles en su planta cántabra «para incinerar neumáticos, residuos fragmentados de vehículos, lodos secos de depuradoras, aceites vegetales y fuel blending, que son la principal fuente de metales pesados, dioxinas y furanos».

Para Álvarez, «la incineración, que no la valorización que es lo que nos quieren vender, genera una carga contaminante que se dispersa en un área aproximada de 35 kilómetros, con una zona crítica que oscila entre los 6 y los 15 kilómetros, donde precisamente se sitúa Aguilar de Campoo».

En opinión del representante de IU, sólo la fuerza que pueda ejercerse desde las principales localidades afectadas -Aguilar de Campoo, Reinosa y Mataporquera- sería capaz de frenar un proyecto «con repercusiones para la salud, para el medio ambiente y también para el medio socioeconómico».

Sobre este último punto lanzó una advertencia. «Hay una gran empresa de supermercados que ya ha dado un toque de atención. Si sigue adelante el proyecto, podría replantearse los contratos que tiene firmados con empresas suministradoras de la zona».

Estudio de impacto. La empresa Cementos Alfa de la localidad cántabra de Mataporquera presentó el pasado mes de enero a la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno regional de Cantabria un estudio de impacto ambiental sobre la sustitución de combustibles para elaborar el cemento con un menor coste energético.

El Ayuntamiento de Valdeolea, al que pertenece el municipio de Mataporquera, esperará a que las Consejerías de Medio Ambiente e Industria estudien el impacto ambiental y concedan o no la licencia.

Mientras tanto, ante la inquietud social que se ha creado en la comarca de Campoo, incluidos los municipios palentinos de Aguilar y Barruelo, el Consistorio cántabro ha pedido un estudio a las universidades de Cantabria y Valladolid sobre la valorización de residuos.

El director general de Cementos Alfa, Francisco Zunzunegui, explicó en su día que no se va a construir una planta de incineración, sino que «solamente se va a realizar la sustitución parcial del combustible empleado por otros alternativos en un proceso de coincineración».

 volver