Comunicados: Ecologistas en Acción participará en la marcha hasta Mataporquera en oposición a

Ecologistas en Acción
los residuos tóxicos en la comarca de Campoo y Montaña Palentina

Ecologistas en Acción participará junto con otros colectivos en la marcha contra la incineración de Residuos en la cementera de Mataporquera y a favor de proyectos de desarrollo saludable en la comarca de Campoo y Montaña Palentina

Martes 2 de marzo del 2004
Por Ecologistas en Acción de Palencia



Dos marchas que partirán desde Reinosa y Aguilar de Campoo, para confluir en Mataporquera donde se encuentra la fábrica de cementos Alfa y el Ayuntamiento de la localidad, y en la que participarán los colectivos CCSA, La Braña y Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, Adeval y ARCA.

Por la mayor distancia a recorrer desde Reinosa, allí se saldrá a las 9:00 horas y desde Aguilar de Campoo a las 11:00, tras una concentración en la plaza España donde hablarán los colectivos convocantes. Al no ser posible la utilización de la vía nueva aún en desuso, el trayecto se realizará por la carretera, por lo que la Subdelegación de Gobierno en Palencia ha pedido a los participantes que acudan con chalecos reflectantes, para mejor visibilidad y seguridad.

La marcha que se inicie en Aguilar de Campoo, pasará por las localidades del trayecto, Cabria, Quintanilla, Canduela y Villanueva de Henares, recogiendo a los participantes que deseen incorporarse a ella y a los que acudan directamente a los actos finales en Mataporquera.

El motivo de las marchas, es oponerse por parte de estos colectivos a la pretensión de incinerar residuos industriales en la cementera que en Mataporquera tiene la empresa Alfa S.A Pórtland.

Hasta el día de hoy, Alfa SA está manteniendo dos discursos diferentes. El primero de ellos es el que se refleja en el estudio de impacto ambiental, en el cual plantea quemar anualmente 35.000 toneladas de una mezcla de residuos industriales, 5.000 toneladas de aceites, 5.000 toneladas de lodos de depuradora y 3.000 toneladas de neumáticos. La incineración de estos productos provocaría una nube con diversos contaminantes entre los que se encuentran dioxinas y furanos, una serie de compuestos clasificados por la OMS como cancerígenos.

El segundo de los discursos de Alfa SA va dirigido a los Ayuntamientos que recibirían en mayor medida el impacto de la nube tóxica, que son los de Valdeolea, Aguilar de Campoo y en menor medida Reinosa, a cuyos alcaldes la empresa les ha ofrecido una información fragmentada y que minimiza las dimensiones y consecuencias del proyecto.

Las asociaciones sociales y ecologistas iniciaron una campaña informativa en la comarca palentina y cantabra, con recogida de firmas, reparto de dípticos, mesas informativas en diversos municipios, teniendo por el momento gran acogida.

Con la marcha del 6 de marzo se denunciará que el progreso socioeconómico de Campoo es imposible si se convierte la comarca en el sumidero de todo tipo de desechos. Porque, aparte del proyecto de Cementos Alfa para quemar residuos tóxicos y peligrosos, en estos momentos se está gestionando la instalación también en Mataporquera de un vertedero de residuos industriales en una antigua cantera, y a muy pocos kilómetros, en Barruelo de Santullán, tres grandes plantas de tratamiento de residuos tóxicos (pilas y fluorescentes, electrodomésticos, equipos eléctricos y electrónicos, y un horno de vitrificación a 8.000 grados.

Campoo y Montaña Palentina, tienen derecho a beneficiarse de proyectos industriales modernos y limpios, pero la acumulación de empresas “sucias” desincentivará su llegada; a proteger el merecido prestigio y calidad de sus productos agroganaderos. La presencia de dioxinas en la carne o los quesos de Campoo supondría la ruina del sector; y a que no se entorpezca el crecimiento de su desarrollo turístico con una imagen negativa de zona contaminada. El turismo solo sobrevivirá unido a la conservación del patrimonio cultural y natural.

La incineración de residuos no es una solución óptima para la gestión de los residuos por los problemas que genera, ya que los sistemas convencionales de depuración de gases utilizados en las cementeras no son adecuados en la retención de metales pesados, esto no supone un problema cuando se emplean combustibles convencionales que solo tienen metales como elementos trazas. Pero si es un problema cuando hablamos de residuos que tienen elevadas proporciones de metales, especialmente en el denominado fuel blending. Además, la temperatura de combustión es independiente de la formación de dioxinas pues suelen formarse en la fase de enfriamiento de los gases, a menudo en los sistemas de depuración. Por otra parte la mayor presencia de determinados metales como el cobre, cinc, aluminio, hierro y algunas materias carbonosas facilitan la síntesis de estos compuestos.

Todo esto ha quedado demostrado en algunos casos que se han puesto en práctica en Inglaterra, aumentando hasta un 800% las emisiones de metales, y también en cementeras donde se han incinerado harinas cárnicas como la Cementera de Añorga, y confirmado por los datos del Convenio Internacional de Contaminantes Orgánicos Persistentes, que estima que las cementeras que incineran residuos se encuentran entre las cuatro principales fuentes más importantes de emisión de dioxinas.

Ecologistas en Acción teme que este modelo, sucio se traslade a otras cementeras como la de Venta de Baños, y se vean incrementados los problemas contaminantes que al igual que otras cementeras se iniciaron al incinerar harinas cárnicas, pero de los cuales no se han estudiado, ni informado a los ciudadanos de la comarca sur de Palencia, por lo que pide que se sumen a la marcha que se el sábado se inicia en Aguilar de Campoo.

 volver