Unas 1.500 personas se manifestaron contra el proyecto de Cementos Alfa
La protesta tuvo como puntos de salida Reinosa y Aguilar de Campoo Los grupos convocantes leyeron un manifiesto en la Plaza del Ayuntamiento
  07/03/2004

 

Dos puntos de salida: Reinosa y Aguilar de Campoo y un lugar de encuentro, Mataporquera. La capital del municipio de Valdeolea acogió ayer, sábado, una manifestación convocada por diferentes colectivos de ecologistas, ganaderos, apicultores y asociaciones para rechazar el proyecto que la empresa Alfa quiere poner en marcha en su planta de Mataporquera.

Unas mil quinientas personas -700 de la parte palentina, 500 de la comarca campurriana, con unos 300 vecinos de Mataporquera-, se fusionaron en el cruce de la carretera N-611 para recorrer juntos el kilómetro que separa este punto con el núcleo urbano de la capital de Valdeolea.

Las marchas, controladas en todo momento por efectivos de la Guardia Civil, partieron desde Reinosa y Aguilar de Campoo por la nacional 611, para confluir sobre las 14 horas en los aledaños de la empresa cementera y media hora más tarde en el Ayuntamiento de Valdeolea. Desde Reinosa se salió desde la plaza España, a las 9 de la mañana, para las personas que se desplazaron a pie y, a las 11, para aquellas cuyo recorrido lo realizaron en bicicleta, donde se pudo ver algún niño acompañando a su padre o familiar.

La salida desde Aguilar de Campoo fue a las 11 horas desde la plaza Mayor de esta localidad palentina.

Al frente de la manifestación unos 15 tractores abrían paso a la comitiva que, entre bocinas y pitidos, se acercaba a la localidad con pancartas en las que se podía leer todo tipo de consignas en contra del «proyecto de incineración de residuos tóxicos» llamado así por las personas que se oponen a esta actuación, o «proyecto de sustitución de comestibles: valorización energética de residuos», como lo define la empresa cementera. Acompañando a esta marcha de protesta se unían tres gigantes y tres cabezudos con su extremidad superior representando a un animal, en alusión según la población ganadera de Campoo, «al atentado directo que el proyecto de coincineración supondrá contra este colectivo, precipitando a la nada el esfuerzo realizado en los programas de Dinamización y desarrollo de Campoo».

Ya en la Plaza del Ayuntamiento, el portavoz del grupo ecologista 'Tentirujo', Bernardo García, solicitó en primer lugar la presencia de los responsables de cada grupo convocante para expresar sus opiniones.

Manifiesto

El manifiesto por un desarrollo limpio para Campoo, al que se anexionaron los asistentes, evocó al proyecto de Cementos Alfa «para quemar anualmente en su fábrica de Mataporquera 35.000 toneladas de una mezcla de residuos industriales, 5.000 toneladas de aceites, 5.000 toneladas de lodos de depuradoras y 3.000 toneladas de neumáticos, provocaría emisiones atmosféricas extremadamente peligrosas para la salud de las personas y del medio ambiente, entre las que hay que destacar las temibles dioxinas y furanos, dos elementos clasificados como cancerígenos por la Organización Mundial de la Salud». «Cementos Alfa es una empresa ligada a un oligopolio internacional que obtiene fabulosos beneficios económicos. Pero su codicia le lleva a promover un proyecto que no es necesario para garantizar la viabilidad de la empresa y que no genera ni un solo puesto de trabajo, sino que tiene como único objetivo engordar la cuenta de resultados con el suculento negocio de incinerar los residuos que producen las comarcas más ricas de España», señalaron los ecologistas.

 volver