Decretado el sobreseimiento de las denuncias

María Teresa de la Peña, jueza del Juzgado de Instrucción número 1 de Reinosa ha decretado el sobreseimiento libre y el archivo de las diligencias penales, por supuesta manifestación ilícita, abiertas contra Angela González, presidenta de la Asociación de Mujeres Santa Eulalia de Mataporquera y Luis Silió, miembro del colectivo ciudadano que se opone a la instalación de la incineradora de residuos tóxicos y peligrosos que la cementera ALFA pretende llevar a efecto en su centro de Mataporquera. Ambos están integrados en el amplio colectivo de ciudadanos y Asociaciones, (Coordinadora Central Salinas (CCSA), ACAAT, ARCA, Ecologistas en Acción, ADEVAL, entre otras) que han formulado alegaciones a las pretensiones de la empresa de sustituir su actual sistema de fabricación por otro que utilizaría un horno de incineración de residuos tóxicos y peligrosos (aceites industriales, neumáticos, lodos de depuradora, fuel-blending, etcétera).

Dichas diligencias penales se abrieron como consecuencia de denuncia formulada por Antonio Requejo, Director de fábrica de dicha cementera, con relación a las reuniones que, para comentar el estado de sus denuncias y evidenciar su oposición, un importante número de vecinos mantienen todos los jueves ante la puerta de la fabrica, en terreno público.

Practicadas las diligencias solicitadas por la representación de ALFA, la juez ha razonado, mediante auto de 27 de mayo, que "el hecho denunciado no reviste caracteres de infracción crimina", "toda vez que en modo alguno ha quedado acreditada finalidad o intencionalidad alguna delictiva por parte de los imputados, quienes permitieron a la empresa seguir funcionando correctamente".

Los denunciados y representantes de los colectivos citados han manifestado su satisfacción por la decisión judicial, así como su intención de continuar utilizando todos los cauces legales para exigir a Cementos ALFA y a la Administración el más estricto cumplimiento de la legalidad en cualquier actuación que pretenda llevar a efecto en su fábrica de Valdeolea.

En el acto del juicio de faltas celebrado el viernes, en el Juzgado de Instrucción de Reinosa, Angel Calderón, alcalde del PSOE del Ayuntamiento de Valdeolea (Mataporquera) ha retirado la acusación que, por supuestos insultos e injurias, había formulado contra Luis Silió, Ramón Barriuso y Roberto Alvarez, los tres vecinos de Mataporquera.

Mediante denuncia formulada ante la Guardia Civil el 16 de abril, ampliada por escrito suscrito por abogado y procurador, Angel Calderón había acusado a los tres vecinos citados de haber realizado "inscripciones insultantes, injuriosas y calumniosas en tres de los carteles y anuncios expuestos en el tablón de anuncios del Ayuntamiento".


 volver