Convocada una manifestación contra la sustitución del combustible de Cementos Alfa

La protesta organizada por ecologistas, vecinos y ganaderos se celebrará en Santander el sábado

A. QUEIMADELOS. Reinosa

El colectivo de grupos ecologistas, vecinales y ganaderos que se oponen al proyecto de Cementos Alfa de quemar hasta 50.000 toneladas de residuos tóxicos en su fábrica de Mataporquera ha convocado para el sábado una manifestación en Santander "para pedir al Gobierno de Cantabria que pare los pies a la empresa y no le permita que haga algo gravemente nocivo". Este colectivo, compuesto por un centenar de organizaciones de Cantabria y el norte de Palencia, "rechaza el propósito de Alfa de sustituir el combustible derivado de petróleo que ahora emplea en su fábrica por otro obtenido a partir de residuos peligrosos", porque considera que expondría a toda la comarca a un riesgo de contaminación por furanos y dioxinas.

 

El portavoz de uno de los grupos que componen la plataforma, la asociación ecologista ARCA, José Ángel Herrera, instó ayer en conferencia de Prensa a la Consejería de Medio Ambiente de Cantabria, a que se pronuncie "ya" sobre el proyecto de la cementera y de una forma clara. "El Gobierno de Cantabria no puede seguir diciendo ante este grave problema que a Madrid se va por Burgos, eso ya lo sabemos", dijo Herrera.

.Hay que pararle los pies a un proyecto gravemente nocivo, que no quiere nadie en la comarca y que no aporta nada al tejido industrial de Cantabria", aseguró Herrera. Este portavoz de los ecologistas sostiene que el Gobierno cántabro debe rechazar las pretensiones de Alfa, además de por el riesgo que suponen para la salud y el entorno, porque "no tiene sentido estudiar si es viable o no un sistema de incineración de ese tipo hasta que Cantabria tenga un plan de gestión de los residuos tóxicos".

José Ángel Herrera recordó además los esfuerzos que están haciendo los ganaderos, agricultores y empresarios de turismo rural de la comarca de Campoo y de la montaña Palentina, por ofrecer productos y servicios de calidad que quedarían en absoluto desprestigio, "si se autorizase a Alfa a quemar residuos tóxicos en Mataporquera".

Los convocantes hicieron un llamamiento a la población de Santander para que reflexione sobre lo que supondría que a 50 o 100 metros de su ventana, se quemaran 50.000 toneladas de residuos tóxicos al año y, para que en consecuencia, se sume a la manifestación.

Esta protesta comenzará con una concentración a partir de las 11,00 horas en la plaza del Ayuntamiento de Santander, desde donde los manifestantes se dirigirán, a partir de las 12,00 horas, hacia el Gobierno de Cantabria tras una pancarta con el lema "Por nuestra salud".

El representante de la asociación de vecinos de Mataporquera que se opone al proyecto, Luis Silió, se quejó de la postura que ha adoptado el Ayuntamiento de Valdeolea respecto a este asunto, que calificó como "de connivencia con la fábrica", y que relacionó "con el hecho de que tres de los nueve concejales de la Corporación y el alcalde trabajan de forma directa o indirecta para la citada empresa".

Silió precisó que los vecinos no quieren que Cementos Alfa cierre, ni creen que el hecho de que no se le permita utilizar residuos como combustible vaya a poner en riesgo su viabilidad económica, "pese a las constantes amenazas de la empresa".

También expresaron su rechazo dos representantes de las agrupaciones de ganaderos y apicultores de la comarca, que pidieron al Gobierno de Cantabria que tenga en cuenta a las 800 explotaciones de ganado que existen en la zona y las más 20.000 firmas que se han recogido contra las pretensiones de Alfa.

 

Los opositores justifican su rechazo en el daño ambiental

A. QUEIMADELOS. Reinosa

El sábado tendrá lugar una manifestación contra el proyecto de Alfa en torno al Ayuntamiento de Santander bajo el lema "Por nuestra salud", iniciando posteriormente una marcha que culminará a las puertas de la sede del Gobierno regional, donde se leerá un manifiesto. José Ángel Herrera, vicepresidente de ARCA destacó el "doble objetivo. de la protesta: por un lado, "reiterar el rotundo rechazo de la comarca a la emisión de sustancias tóxicas como furanos y dioxinas que generará la sustitución del combustible y, por otro, pedirle al Gobierno regional que se oponga a este proyecto".

Por su parte, el representante del colectivo vecinal de Valdeolea, Luis Silió, solicitó el apoyo de los ciudadanos de Santander y de toda la región porque "no solamente se va a contaminar Campoo sino que las dioxinas y furanos serán transportados a muchos kilómetros a la redonda". Por ello, Silió exigió a la Consejería de Medio Ambiente "que no maree tanto la perdiz. y que se manifieste de una vez sobre el impacto ambiental "

Ramón Barriuso, representante del colectivo de apicultores y ganaderos de Campoo-Los Valles, apuntó al problema de la calidad de los productos de la zona en caso de autorizarse esta sustitución de combustibles en Cementos Alfa. "¿Qué va a ocurrir mañana si este proyecto sigue adelante con nuestros productos para los que actualmente se está pidiendo la denominación de origen?", se preguntó Ramón Barriuso.        

 

 volver