Más de un millar de personas protestan en Santander contra la planta incineradora de Cementos Alfa

Más de un millar de personas se unieron ayer en Santander a la manifestación convocada por los distintos colectivos que se oponen a la instalación de una incineradora de residuos en la planta de Cementos Alfa de Mataporquera.

Europa Press 05/06/2004 14:18

La manifestación, presidida por el lema 'Por nuestra salud', partió a las 11.00 horas del Ayuntamiento de Santander para iniciar una marcha por la Calle Calvo Sotelo hasta llegar a las puertas de la sede del Gobierno regional, donde se leyó un manifiesto en contra de emisión de residuos tóxicos (dioxinas y furanos) por la planta cementera. En la marcha participaron gigantes y cabezudos, así como la agrupación caballista de Valdeolea.

Ascención Jorrín, una de las cien médicos que ha firmado un informe dando cuenta de los riesgos que implican dioxinas y furanos para la salud humana, fue la encargada de leer el manifiesto final, que reclamó al Gobierno de Cantabria que rechace el proyecto de Alfa en Mataporquera y "planifique con firmeza" la gestión de los residuos tóxicos en la región.

En su lectura Jorrín también denunció "presiones directas" a las instituciones locales y regionales, "creando un clima de enfrentamiento social y desconfianza hacia los poderes públicos".

El representante del colectivo vecinal de Valdeolea, Fernando Silió, mostró su "satisfacción" en declaraciones a Europa Press porque "la afluencia ha sido masiva", por lo que deseó que el Ejecutivo cántabro "tome buena nota" y "tome medidas" para la supresión de "las intenciones de Alfa".

"De lo contrario las manifestaciones y movilizaciones de los jueves frente al Ayuntamineto de Valdeoela continuarán", sentenció Silió, quien instó a la Consejería de Medio Ambiente a que se pronuncie "de una vez" sobre el estudio de impacto ambiental presentado por la cementera en octubre del año pasado.

Además, este portavoz vecinal denunció la "connivencia" entre el Ayuntamiento de Valdeolea y Cementos Alfa ya que esta firma, que según apostilló Silió, da trabajo a tres concejales de la Corporación, "marca las directrices" de la política municipal.

Por su parte, Bernardo García, representante de la Plataforma Cívica contra la incineración de Reinosa, dijo que esta convocatoria "no sólo ha cumplido los objetivos previstos, sino que los ha rebasado ampliamente".

García destacó lo "justo" de sus reivindicaciones ya que sobre los efectos en la salud de las emisiones de dioxinas y furanos, "existe un mar de dudas y un debate científico" lo que, a su juicio, "ya es más que suficiente para parar el proyecto".

CALIDAD PRODUCTOS

Los colectivos Ganaderos y Apicultores de la zona también apoyaron la manifestación. De este modo, Ramón Barriuso, representante del colectivo de apicultores y ganaderos de Campoo-Los Valles, se alegró de la "positivísima respuesta" a la protesta convocada.

Barriuso hizo un llamamiento a los poderes públicos "para que se den cuenta" de que la incineradora de Alfa "no se puede consentir". "Si quieren construir un hospital grande que lo hagan, pero que no tenga que ser para internar a todo Campoo", recalcó.

Asimismo, Miguel Gutiérrez, miembro de otra de las cooperativas ganaderas de la comarca, hizo hincapié en que la producción de cualquier producto agropecuario "de calidad" sería "totalmente inviable" en caso de prosperar el proyecto de Alfa.

Gutiérrez, quien indicó que la puesta en marcha de la incineradora "supondría la ruina" para las aproximadamente 900 explotaciones de la zona, apuntó a los "posibles perjuicios" al turismo rural, un sector que, según explicó, "se está intentando dinamizar mucho ahora".


 volver